Entrada destacada

Síntomas de insolación

 #sol #insolación #quemadurasdesol #verano #protectorsolar ¿Alguna vez has visto a alguien que tenía marcas rojas en la piel despué...

Mostrando entradas con la etiqueta virus. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta virus. Mostrar todas las entradas

jueves, 4 de julio de 2013

Saliva


La saliva se compone de agua y otros componentes que inician la digestión y la protege contra los virus del tracto digestivo y respiratorio y bacterias.

Nuestra boca es parte del sistema digestivo y que es donde comienza la digestión, con la ayuda de la saliva, un líquido producido por tres pares de glándulas salivales: la parótida, submandibular y la sublingual.

La saliva tiene la función de lubricar y diluir los alimentos (lo que facilita la masticación, saboreando y tragando), y proteger contra las bacterias y humedecer la boca. La saliva se compone de aire (apariencia de manera espumosa), agua (99,5%), ptialina, nitrógeno, azufre, potasio, sodio, cloruro, calcio, magnesio, ácido úrico y ácido cítrico. También tiene proteínas enzimáticas, estructurales e inmunológicas.

La saliva humana contiene una sustancia llamada inmunoglobulina A secretora (IgA), que tiene la función de proteger el cuerpo contra los virus que invaden las vías respiratorias y digestivas. La saliva también tiene un efecto microbiana controlar el crecimiento de bacterias, por lo que cuando hay saliva, es más probable que aparezca la caries dental. Los cambios en la cantidad de saliva pueden causar halitosis.

Uno de nuestros enzimas presentes en la saliva amilasa salival también se conoce como ptialina, que inicia la digestión del almidón y el glucógeno en maltosa ellos de última hora. La ptialina actúa en el pH neutro de la boca, pero se inhibe al llegar en el estómago, debido a la acidez del jugo gástrico.

Un adulto produce alrededor de 1 a 2 litros de saliva al día y comer cualquier alimento, aumenta la cantidad de saliva secretada. Tenemos "la boca agua", ya que nuestro sistema nervioso estimula la producción de saliva por las glándulas salivares cuando olemos o gustamos de cualquier alimento.

La xerostomía es un cambio en la cantidad de saliva en la boca. Puede ser causada por la ingestión de ciertos medicamentos, la vejez (la edad, las glándulas salivales se atrofia), el cáncer de cabeza y cuello, diabetes, entre otros. Con poca cantidad de saliva, el riesgo de tener la enfermedad periodontal, recubrimiento de la lengua y el mal aliento son más grandes. Esto también evita la masticación adecuada de los alimentos, haciendo que la persona para cambiar la consistencia de los alimentos que comemos, pueden causar problemas digestivos.

lunes, 25 de julio de 2011

BACTERIAS


Un coco (también llamado micrococo) tiene aproximadamente un micrón de diámetro y su forma se aproxima a la esfera. Este es el tipo más pequeño de bacteria descubierto por el hombre. Muchas bacterias tienen forma de bastón de un micrón, más o menos, de diámetro y de dos a diez micrones de largo. Algunas especies de bastón pueden producir esporas con el fin de resistir condiciones adversas, pero nunca forman más de una espora por célula.

Otras variedades desarrollan flagelos mediante los cuales pueden nadar y desplazarse. Sin estos flagelos las bacterias sólo pueden moverse arrastradas por corrientes. Existe una bacteria que no tiene una única forma especial. Se trata de la del tipo que fija cantidades apreciables de nitrógeno atmosférico en los nodulos de las plantas leguminosas. Esta bacteria cambia su estructura permanentemente, ya tiene forma de coco, ya de bastón con flagelo, ya sin él.

En las bacterias, cocos y bastones pueden formar cadenas, a veces sin ningún tipo de unión aparente entre las células individuales; otras con una frágil ligazón de goma o mucílago y a veces, también, con una vaina exterior definida. Ciertos tipos de bacterias largas de forma de bastón, se dividen formando una especie de pared a través de la célula, exactamente a mitad de camino entre los dos extremos. Después de realizada la división en dos cada una de las bacterias crecen hasta tomar un tamaño similar al primitivo. Pueden entonces dividirse nuevamente y así sucede indefinidamente con ellas y su progenie.

Algunas, en especial las denominadas sarcinas que tienen forma casi esférica, se dividen aparentemente en cuatro partes iguales o, al menos, en dos partes seguidas por otras dos en otro lado. El resultado de esta división se asemeja a un paquete rectangular o cúbico de esferas un poco aplastadas.