Entrada destacada

Anemia a la leucemia

Cuando otra enfermedad puede deteriorarse Sabía que la anemia puede transformarse en leucemia ? Más conocida como mielodisplasia, síndr...

Mostrando entradas con la etiqueta globulos blancos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta globulos blancos. Mostrar todas las entradas

miércoles, 29 de febrero de 2012

Glóbulos blancos y góbulos rojos


Los glóbulos blancos son células con núcleo, notablemente más grandes que los glóbulos rojos y de forma redondeada. Son incoloros, granulosos y semitransparentes; en cada milímetro cúbico de sangre, se encuentran alrededor de 7.000 glóbulos blancos. Desempeñan una importantísima función en la defensa del organismo; destruyen los elementos extraños que llegan a la sangre, especialmente los gérmenes que pueden producir graves enfermedades.

Las plaquetas son corpúsculos pequeñísimos, de forma semejante a una pequeña placa o a un bastoncillo. Existen cerca de 200.000 en un cm.3 de sangre. Desempeñan un importante papel en la coagulación de la misma.


Los glóbulos rojos son producidos en forma continuada por la llamada médula roja de los huesos. Si se observa por ejemplo un hueso de buey, cortado en dos, se puede ver en su cavidad la médula roja, de aspecto esponjoso. Observándola al microscopio, se nota que entre las fibras de tejido conjuntivo, que forman la médula, se encuentran numerosas células, llamadas células de la médula ósea, que producen glóbulos rojos.

La función principal de éstos, como hemos dicho, es la de fijar el oxígeno del aire en los pulmones, pero esta función pueden realizarla durante un lapso de tres o cuatro semanas. Es entonces cuando entra en funciones el bazo; se encarga de retener y destruir los glóbulos rojos envejecidos. Durante esta tarea, el bazo efectúa un trabajo importantísimo: salva de la destrucción a la hemoglobina, la cual va a ser utilizada por el hígado para la elaboración de la bilis. El hierro, en cambio, vuelve a ser utilizado para la elaboración de nueva hemoglobina.

martes, 24 de enero de 2012

ORGANOS MIELOIDES, Médula ósea


En la médula ósea, se originan las células mieloides de la sangre a saber: los glóbulos rojos, los glóbulos blancos de la serie polinuclear o granulocítica y las plaquetas.


Está constituida por los tejidos cualquiera que sean, que ocupan las cavidades de los huesos (lagunas de cartílago en la pre-osificación, canales medulares, aréolas del hueso reticular y alvéolos del hueso esponjoso, lagunas del díploe y de Howsip). En el curso de la vida y en los distintos huesos esta médula adopta diferentes formas. No hay una médula ósea sino que hay una médula roja, una médula amarilla y una médula gris derivada una de otras por modificación de la constitución histológica particular.

sábado, 26 de noviembre de 2011

MECANISMO CELULAR


Es el ya entrevisto al estudiar los glóbulos blancos y en general toda célula capaz de fagocitosis o de acción enzimática que destruye las bacterias o sus toxinas.

Mecanismo humoral

Estas toxinas son compuestos químicos complejos, en general unidos a una molécula proteica, y que biológicamente tienen poder antigénico, provocando en el organismo una respuesta, (expresión de su irritabilidad), por la que fabrica un anticuerpo, que es específico contra la toxina que lo originó.

Una reacción de inmunidad es la capacidad del organismo, de elaborar un anticuerpo, cuando ha sido sometido a la acción de un antígeno, e inmunidad en ese estado especial del organismo, que lo hace resistente a la acción patógena de determinados gérmenes o toxinas.

Por extensión, los fenómenos inmunitarios comprenden no sólo a los gérmenes vivos o sus toxinas, sino a cualquiera sustancia proteica o de otra naturaleza que tenga poder antigénico.

Por ejemplo: ante la invasión por el bacilo diftérico (que actúa por medio de una exotoxina que tiene poder antigénico), el organismo reacciona con un fenómeno in-munitario, en virtud de! cual aparecen en su suero sanguíneo anticuerpos capaces de contrarrestar la acción de esa toxina.

El tétano como la difteria, y eí sarampión, etc., son enfermedades de una sola vez, ya que el enfermo que ha curado, conserva durante toda su vida una defensa frente a nuevas infecciones.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Biología de los leucocitos

Los leucocitos se originan en los órganos hemocitopoyéticos respectivos: médula ósea para la serie mieloide (granulocitos), bazo y ganglios linfáticos para la serie línfoide. Los monocitos se forman en el sistema reiículo endotelial.

Movilidad. En general presentan ameboismo lo que les otorga movilidad pudiendo emigrar de los vasos. Se acepta que esta movilidad es orientada por sustancias químicas liberadas en los focos de atracción,  partículas extrañas o lesiones tisulares. Es un quimiatropismo.


Fagocitosis. Es la capacidad de englobar distintas partículas y bacterias. La serie monocítíca puede hacerlo con gruesas partículas incluso de glóbulos rojos y de ahí el nombre de macrófagos.

Acción diasfásica. Se han comprobado numerosos fermentos como ser enzimas proteoSíticas: tripsina, nucleasa, adenosinasa; anulosa, lipasa, agentes bacterilíticos como ia isozima y pequeñas cantidades de histamina.

De este modo los leucocitos intervienen en la defensa del organismo, es la etapa de la defensa celular. Por medio de la fagocitosis y de sus fermentos, bacterio-linas, etc., intervienen en la lucha contra las infecciones.

Los restos de ios leucocitos desintegrados durante esa lucha así como los tejidos necrosados en el foco inflamatorio constituyen el exudado llamado pus.

En cuanto al destino de los glóbulos blancos es poco conocido. Son en parte elementos de pasaje hacia los distintos tejidos donde realizan las distintas funciones. Las células en vía de desintegración son destruidas por los macrófagos del bazo e hígado o eliminadas con la saliva, orina, menstruación, etc. Son de vida muy breve pudiendo ser menor de 24 horas.

lunes, 31 de octubre de 2011

Hemograma de Schilling

El hemograma de Schilling es la clasificación diferencial % de las distintas células blancas.
EOSINOFILOS ........ 3 %
BASOFILOS .......... 0.5 %
MIELOCITOS ......... 0 %


JUVENILES
METAMIELOCITOS ..... 0 %
BASTONADOS........ 4 %
SEGMENTADOS ....... 63 %
LINFOCITOS ......... 23 %
MONOCITOS ......... 6 %

Es de la mayor importancia porque es modificado de distinta manera por diversos procesos patológicos que en general provocan la llamada desviación a la izquierda, es decir un aumento de los mielocitos, metamielocitos y cayados.

En el niño el hemograma es a predominio de linfocitos, 60 a 70 % y a medida que se avanza en edad van aumentando los neutrófilos hasta que a los siete años se produce el llamado cruzamiento en el que los mononucleares y polinucleares están igualmente repartidos para a partir de ese momento predominar los neutrófilos.

jueves, 20 de octubre de 2011

Clasificación de los glóbulos blancos

Por su tamaño y sus caracteres nucleares y protoplasmáticos los leucocitos se dividen en:

A) granulocitos
B) linfocitos
C) monocitos

En las siguientes publicaciones detallaremos cada uno de los tipos de glóbulos blancos.

martes, 18 de octubre de 2011

Forma y tamaño de los glóbulos blancos

Son en general de forma esférica en la sangre circulante, fuera de los vasos tienen forma variada y muchos poseen amiboismo. Su tamaño oscila entre ó mieras para los pequeños linfocitos y 14 a 18 mieras para los polinucleares y grandes mononucleares.

Número. Su numeración se hace usando pipeta de dilución 1 en 20 y utilizando como diluyente el ácido acético al 1 % que destruye los glóbulos rojos. Se cuentan los leucocitos en 1 milímetro cuadrado de la cámara, sean 35 que multiplicado por 10 ya que la altura de la cámara es 0,1 mm. y luego por 20 que es la dilución nos da 7.000, que es la cifra aproximadamente normal, con variaciones entre ó.000 y 8.000 en el adulto. El niño recién nacido y lactantes tienen alrededor de 15.000 a 20.000 leucocitos. Los aumentos se llaman lecocitosis y las disminuciones leucopenia.   

domingo, 16 de octubre de 2011

GLOBULOS BLANCOS

En las preparaciones en fresco, se observa junto con los glóbulos rojos otros elementos, los leucocitos, que se reconocen por su mayor diámetro, por ei citoplasma incoloro y por la presencia de uno o más lóbulos nucleares.

Para estudiar la citología; sanguínea se practican "frottis" que son extensiones de sangre en capa muy delgada sobre el porta objeto y sobre el que se efectúan distintas coloraciones. Las más usadas son las de Wrigth y la de May - Grünwald - Giemsa. Esta se practica en tres tiempos:

1 ) período de fijación. Se cubre el frottis "con colorante de May-Grünwald (eosina y azul de metileno en alcohol metílico) durante tres minutos.

2) Período de coloración. Se diluye con agua destilada al medio dejando actuar 2 minutos. Se escurre y lava con agua.

3) Coloración de contraste. Se cubre el preparado con colorante de Giemsa (azureosina azul de metileno) diluido a razón de 3 gotas por ce. de agua durante 20 a 25 minutos.

En estas condiciones se aprecian los caracteres tintoriales del núcleo y las distintas granulaciones lo que permite hacer la clasificación de los glóbulos blancos o leucocitos.

lunes, 9 de mayo de 2011

El bazo y la sangre



Algunos estudiosos sostienen que el bazo influye también sobre el crecimiento; han podido demostrar que algunos perros, a los cuales se les había extirpado el bazo, crecían mucho más lentamente. No obstante las importantes funciones que cumple, el bazo no es un órgano indispensable para la vida; en efecto, en los casos en que se hizo necesaria su extirpación, otros órganos del cuerpo han sido capaces de efectuar sus funciones y la vida se ha desarrollado normalmente.

Como el bazo influye sobre la sangre y la circulación sanguínea, es necesario, primero, que nos detengamos a hablar algo sobre la composición de la misma. A simple vista, puede parecer que nuestra sangre es solamente una sustancia líquida, pero al microscopio se reconoce en ella la presencia de un número extraordinario de corpúsculos sólidos.

La sangre esufltermada por una parte líquida llamada plasma. en la cual se encuentran los elementos sólidos (glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas). Los glóbulos rojos son células que ofrecen la particularidad de no poseer núcleo; tienen una forma redondeada y, por otra parte, se agrupan en pequeñas cantidades que recuerdan una pila de monedas.

En los cinco litros de sangre de un hombre normal, existen cerca de 25.000 millones de glóbulos rojos. En estos se encuentra una sustancia nitrogenada que contiene hierro, llamada hemoglobina, la cual le da a los glóbulos su color rojo.

Su misión es de capital importancia: fija el oxígeno, con el cual se pone en contacto en los pulmones, durante la respiración, para después cederlo a todos los tejidos del cuerpo.