Entrada destacada

Anemia a la leucemia

Cuando otra enfermedad puede deteriorarse Sabía que la anemia puede transformarse en leucemia ? Más conocida como mielodisplasia, síndr...

Mostrando entradas con la etiqueta nariz. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta nariz. Mostrar todas las entradas

sábado, 6 de julio de 2013

Hemorragia nasal


La saliva se compone de agua y otros componentes que inician la digestión y la protege contra los virus del tracto digestivo y respiratorio y bacterias.

Nuestra boca es parte del sistema digestivo y que es donde comienza la digestión, con la ayuda de la saliva, un líquido producido por tres pares de glándulas salivales: la parótida, submandibular y la sublingual.

La saliva tiene la función de lubricar y diluir los alimentos (lo que facilita la masticación, saboreando y tragando), y proteger contra las bacterias y humedecer la boca. La saliva se compone de aire (apariencia de manera espumosa), agua (99,5%), ptialina, nitrógeno, azufre, potasio, sodio, cloruro, calcio, magnesio, ácido úrico y ácido cítrico. También tiene proteínas enzimáticas, estructurales e inmunológicas.

La saliva humana contiene una sustancia llamada inmunoglobulina A secretora (IgA), que tiene la función de proteger el cuerpo contra los virus que invaden las vías respiratorias y digestivas. La saliva también tiene un efecto microbiana controlar el crecimiento de bacterias, por lo que cuando hay saliva, es más probable que aparezca la caries dental. Los cambios en la cantidad de saliva pueden causar halitosis.

Uno de nuestros enzimas presentes en la saliva amilasa salival también se conoce como ptialina, que inicia la digestión del almidón y el glucógeno en maltosa ellos de última hora. La ptialina actúa en el pH neutro de la boca, pero se inhibe al llegar en el estómago, debido a la acidez del jugo gástrico.

Un adulto produce alrededor de 1 a 2 litros de saliva al día y comer cualquier alimento, aumenta la cantidad de saliva secretada. Tenemos "la boca agua", ya que nuestro sistema nervioso estimula la producción de saliva por las glándulas salivares cuando olemos o gustamos de cualquier alimento.

La xerostomía es un cambio en la cantidad de saliva en la boca. Puede ser causada por la ingestión de ciertos medicamentos, la vejez (la edad, las glándulas salivales se atrofia), el cáncer de cabeza y cuello, diabetes, entre otros. Con poca cantidad de saliva, el riesgo de tener la enfermedad periodontal, recubrimiento de la lengua y el mal aliento son más grandes. Esto también evita la masticación adecuada de los alimentos, haciendo que la persona para cambiar la consistencia de los alimentos que comemos, pueden causar problemas digestivos.

sábado, 11 de mayo de 2013

Los huesos nasales


Los huesos nasales son dos huesos pequeños y alargados que varían en tamaño y forma en diferentes individuos, sino que se colocan al lado del otro en la parte media y superior de la cara, y la forma, por su unión, "el puente" de la nariz . Cada uno tiene dos caras y cuatro bordes. 

-El Surfaces. superficie exterior es concavoconvex de arriba hacia abajo, convexa de lado a lado, sino que está cubierta por el Procerus y Compresor fosa nasal, y perforada alrededor de su centro por un agujero, para la transmisión de una pequeña vena. La superficie interior  es cóncava de lado a lado, y está atravesada de arriba hacia abajo, por una ranura para el paso de una rama del nervio nasociliar.

Borders.-El borde superior es estrecho, grueso, y aserradas para la articulación con la escotadura nasal del hueso frontal. El borde inferior es delgada, y da fijación al cartílago lateral de la nariz; cerca de su centro es una muesca que marca el final de la ranura se acaba de mencionar. El borde lateral es dentado, biselado a expensas de la superficie interior por encima, por debajo y de la exterior, para articularse con el proceso frontal del maxilar. El borde medial, más grueso encima que por debajo, se articula con su compañero del lado opuesto, y se prolonga por detrás en una cresta vertical, que forma parte del tabique nasal: esta cresta articula, de arriba hacia abajo, con la columna vertebral de los lóbulos frontal, la placa perpendicular del etmoides, y el cartílago del tabique de la nariz.

domingo, 3 de febrero de 2013

La nariz y la cara

Durante la tercera semana dos áreas de ectodermo engrosado, las áreas olfativas, aparece inmediatamente debajo del cerebro anterior en la pared anterior de la estomodeo, uno a cada lado de una región denominada el proceso fronto-nasal. Por la upgrowth de una de las partes que rodean estas áreas se convierten en pozos, los pozos olfativas, que hienden el proceso fronto-nasal y se divide en un medio y dos procesos nasales laterales.

Los ángulos redondeados laterales del proceso medial constituyen los procesos globulares de His. Las fosas olfativas formar los rudimentos de las cavidades nasales, y de su forro ectodérmica el epitelio de las cavidades nasales, con la excepción de que de los meatos inferiores, se deriva. Los procesos globulares se prolonga hacia atrás en forma de placas, denominada las láminas nasal: estas láminas son en primera cierta distancia de separación, pero, gradualmente se acerca, en última instancia, fundir y formar el tabique nasal, los procesos se reúnen en la línea media, y formar la premaxillæ y la parte central del surco nasolabial o el labio superior.

La parte hundida del proceso nasal medial entre los procesos globulares forma la parte inferior del tabique nasal o columela, mientras que por encima de esta se ve un ángulo prominente, lo que se convierte en el ápice futuro, y aún más altos un área plana, el puente futuro, de la nariz. Los procesos nasales laterales forman las alas de la nariz.

jueves, 21 de abril de 2011

CÓMO ADVERTIMOS LOS OLORES


El mecanismo por medio del cual advertimos los olores, es esquemáticamente muy simple. Transportadas por el aire las sustancias olorosas, por medio del aire inspirado, llegan a estimular las células olfativas, las cuales transmiten la excitación a los centros cerebrales, donde las sensaciones se transforman en conscientes.

Pero si deseamos adentrarnos en lo íntimo del mecanismo, las cosas se complican. Todavía hoy no se conoce exactamente cómo advertimos los olores. Sabemos que el olfato, como el gusto, es un sentido químico. Por eso es necesario, para distinguir un olor, que las moléculas que llegan a la mucosa olfatoria sean volátiles, esto es, que puedan desprenderse del cuerpo que las contiene.

Los elementos no volátiles, como por ejemplo los metales pesados (plata, oro, platino, etc.), son inodoros.

lunes, 14 de marzo de 2011

Revestimiento epitelial de la nariz


Las partes superiores comprendidas fuera de los límites de la ventana de la nariz están tapizadas por la mucosa pituitaria que macroscópicamente la reviste uniformemente en todas sus partes tapizando en su cara externa los cornetes y meatos y prolongándose más allá de los orificios con el epitelio de revestimiento de los senos correspondientes Presenta dos zonas:

A) zona respiratoria. Inferior, roja y vascularizada, con un epitelio pluriestratificado cilindrico ciliado y glándulas compuestas en el corion subyacente.

B) zona olfativa. Superior, de color amarillo, poco vascularizada, rica en elementos nerviosos que dan origen al nervio olfatorio. Está formado por 3 clases de células:

a) células básales. Formada por células estrelladas, anastomosadas en retículo entre las cuales se encuentran las células olfativas

b) células olfativas, alargadas y fusiformes, formadas por un núcleo y una delgada cubierta citoplasmática y con 2 prolongamientos: unos periféricos, vesiculosos, que hacen saliente en la superficie y otro profundo o central, delgado, que se continúa con las fibras del nervio olfativo.

c) células epiteliales. Forman la capa superficial y son primáticas, a citoplasma estriado con granos de pigmento y con platillo estriado en su polo apical.

miércoles, 9 de marzo de 2011

Nariz y fosas nasales

Las fosas nasales en número de 2, una derecha y otra izquierda, están situadas en pleno macizo facial, por delante de la faringe, entre los maxilares superiores, por encima de la boca, y por debajo de la parte anterior de la base del cráneo, y protegida por delante por la prominencia nasal o nariz.

Nariz
Es una prominencia triangular que ocupa la región nasal, entre las dos regiones genianas. Tiene dos caras laterales, una cara posterior y 3 bordes; su vértice corresponde al espacio interciliar; su base está dividida por el tabique nasal en 2 aberturas, las narinas.

CONSTITUCION ANATOMICA. Está formada yendo de la superficie a la profundidad por:

Piel. Con numerosas glándulas sebáceas descansando sobre una dermis, célulo-grasosa, que permite su deslizamiento.

Tejido muscular. En el espesor de esta dermis transcurren músculos cutáneos que la movilizan y que actúan como constructores o dilatadores: triangular, mirtiforme, elevador común del ala de la nariz y labio superior, etc.

Plano esquelético. Está formado de abajo hacia arriba y atrás, por los huesos propios de lo nariz, la rama ascendente del maxilar superior y el borde anterior de su apófisis palatina, Sus cartílagos son: el cartílago del tabique (que completa el tabique por debajo y delante del vómer y lámina perpendicular del etmoides), los cartílagos del ala de la nariz en forma de herradura limitando el orificio de las fosas nasales, los dos cartílagos laterales y un número variable de pequeños cartílagos accesorios.

Capa interna. En su parte más inferior está revestida por una invaginación ectodérmica con pelos y en el resto por un epitelio pluriestratificado plano sin capa córnea.