Entrada destacada

Anemia a la leucemia

Cuando otra enfermedad puede deteriorarse Sabía que la anemia puede transformarse en leucemia ? Más conocida como mielodisplasia, síndr...

Mostrando entradas con la etiqueta leucocitos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta leucocitos. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de julio de 2013

Sangre


El tejido conjuntival sangre en la naturaleza y se compone de células plasmáticas y la sangre, es decir, dos fases. Es esencial para el mantenimiento de la vida, que transporta nutrientes, oxígeno, neurotransmisores, hormonas y las inmunoglobulinas, y las sustancias tóxicas que ser eliminado, y también tiene papeles relacionados con la defensa inmune y la coagulación. Un adulto tiene en su cuerpo, a unos cinco litros de sangre (1/12 del peso de su cuerpo).

El plasma de color amarillento, contiene: 92% de agua, 7% de proteína albúmina, globulina y fibrinógeno, y 1% de glucosa, lípidos, enzimas, vitaminas y hormonas. Estas proteínas son responsables de ayudar a la regulación osmótica, reacciones del sistema inmune y la coagulación de la sangre, respectivamente. El plasma realiza intercambio de materiales con el fluido intracelular de las células de la sangre y también el fluido intersticial.

Las células sanguíneas se originan en el tejido reticular o eritrocitos hematopoyéticas y las que están en cantidades más grandes. Éstos, también conocido como eritrocitos o células rojas de la sangre tienen formato bicóncava disco y presente en nuestra especie sin núcleos - y por lo tanto sin ADN. Bienvenido transportar oxígeno desde los pulmones a los tejidos del cuerpo, y dióxido de carbono. La hemoglobina presente en estas células dan la sangre su color característico.

Los leucocitos, o células blancas de la sangre, ya tienen núcleo, y tienen un tamaño mucho mayor que el de los eritrocitos. Son los responsables del ataque y destruir invasores. Se pueden presentar con o sin granos. Hay cinco tipos de leucocitos: neutrófilos, eosinófilos y basófilos (granulocitos) y de linfocitos y monocitos (agranulocitos).

Finalmente, las plaquetas (trombocitos o) consisten en partículas pequeñas de fragmentos de células llamadas megacariocitos, derivadas de la médula ósea y el bazo. Ellos también son responsables de la coagulación de la sangre.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Biología de los leucocitos

Los leucocitos se originan en los órganos hemocitopoyéticos respectivos: médula ósea para la serie mieloide (granulocitos), bazo y ganglios linfáticos para la serie línfoide. Los monocitos se forman en el sistema reiículo endotelial.

Movilidad. En general presentan ameboismo lo que les otorga movilidad pudiendo emigrar de los vasos. Se acepta que esta movilidad es orientada por sustancias químicas liberadas en los focos de atracción,  partículas extrañas o lesiones tisulares. Es un quimiatropismo.


Fagocitosis. Es la capacidad de englobar distintas partículas y bacterias. La serie monocítíca puede hacerlo con gruesas partículas incluso de glóbulos rojos y de ahí el nombre de macrófagos.

Acción diasfásica. Se han comprobado numerosos fermentos como ser enzimas proteoSíticas: tripsina, nucleasa, adenosinasa; anulosa, lipasa, agentes bacterilíticos como ia isozima y pequeñas cantidades de histamina.

De este modo los leucocitos intervienen en la defensa del organismo, es la etapa de la defensa celular. Por medio de la fagocitosis y de sus fermentos, bacterio-linas, etc., intervienen en la lucha contra las infecciones.

Los restos de ios leucocitos desintegrados durante esa lucha así como los tejidos necrosados en el foco inflamatorio constituyen el exudado llamado pus.

En cuanto al destino de los glóbulos blancos es poco conocido. Son en parte elementos de pasaje hacia los distintos tejidos donde realizan las distintas funciones. Las células en vía de desintegración son destruidas por los macrófagos del bazo e hígado o eliminadas con la saliva, orina, menstruación, etc. Son de vida muy breve pudiendo ser menor de 24 horas.

jueves, 20 de octubre de 2011

Clasificación de los glóbulos blancos

Por su tamaño y sus caracteres nucleares y protoplasmáticos los leucocitos se dividen en:

A) granulocitos
B) linfocitos
C) monocitos

En las siguientes publicaciones detallaremos cada uno de los tipos de glóbulos blancos.

domingo, 16 de octubre de 2011

GLOBULOS BLANCOS

En las preparaciones en fresco, se observa junto con los glóbulos rojos otros elementos, los leucocitos, que se reconocen por su mayor diámetro, por ei citoplasma incoloro y por la presencia de uno o más lóbulos nucleares.

Para estudiar la citología; sanguínea se practican "frottis" que son extensiones de sangre en capa muy delgada sobre el porta objeto y sobre el que se efectúan distintas coloraciones. Las más usadas son las de Wrigth y la de May - Grünwald - Giemsa. Esta se practica en tres tiempos:

1 ) período de fijación. Se cubre el frottis "con colorante de May-Grünwald (eosina y azul de metileno en alcohol metílico) durante tres minutos.

2) Período de coloración. Se diluye con agua destilada al medio dejando actuar 2 minutos. Se escurre y lava con agua.

3) Coloración de contraste. Se cubre el preparado con colorante de Giemsa (azureosina azul de metileno) diluido a razón de 3 gotas por ce. de agua durante 20 a 25 minutos.

En estas condiciones se aprecian los caracteres tintoriales del núcleo y las distintas granulaciones lo que permite hacer la clasificación de los glóbulos blancos o leucocitos.

miércoles, 13 de enero de 2010

Leucocitos



Los leucocitos

Los leucocitos reciben este nombre por carecer de color. Su tamaño es de unas nueve a diez mieras de diámetro y su número es menor que el de los hematíes, pues en un mm cúbico sólo existen de 5.000 a 6.000, habiendo, por consiguiente, de 750 a 900 hematíes por cada leucocito.

Son células completas y vivas, puesto que tienen núcleo, su forma es esférica estando en reposo, y la propiedad más notable de ellos es la rápida variación que experimentan en esta, gracias a los seudópodos que emiten y que son causa de los movimientos amiboideos de que están dotados. Estos movimientos les permiten desempeñar un importante papel en el organismo, pues así que en este penetra un microbio, o cualquier partícula extraña de pequeño tamaño, le engloban gracias a sus seudópodos y verifican su digestión: de aquí el nombre de fagocitos (del gr. fagos, voraz) con que también se les conoce.

En el adulto, parecen originarse por carioquinesis, bien de los ya existentes, bien de las células formatrices que residen en la médula del hueso, bazo y ganglios linfáticos.