Entrada destacada

Anemia a la leucemia

Cuando otra enfermedad puede deteriorarse Sabía que la anemia puede transformarse en leucemia ? Más conocida como mielodisplasia, síndr...

Mostrando entradas con la etiqueta inmunidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta inmunidad. Mostrar todas las entradas

domingo, 4 de diciembre de 2011

INMUNIDAD PASIVA


Es el caso del lactante hasta los 6 meses de edad, que tiene en su suero los anticuerpos trasmitidos por la madre y que no han sido creados por él mismo.

Además es la inmunidad transitoria que se adquiere por la inyección de sueros que tengan una alta tasa de anticuerpos. Se preparan por el método de la vacunación de animales de experiencia. Por ejemplo: en el caso de suero antitetánico, se usa el caballo como animal de experiencia, al que se le inmuniza con el toxoide antitetánico, hasta que desarrolla en su suero la antitoxina antitetánica.

La administración de esos sueros le confiere al sujeto, una inmunidad que se instala rápidamente, que es pasiva porque es de prestado y de corta duración.

viernes, 2 de diciembre de 2011

INMUNIDAD ACTIVA


Es el caso del ejemplo ya estudiado en el que el estado inmunitario ha sido provocado por el padecimiento de la enfermedad.

Vacunación. Se puede sin embargo, obtener una inmunidad frente a determinado germen por el mecanismo de la vacunación. La vacunación consiste en someter al sujeto al antígeno muerto o disminuido en su virulencia, de tal manera que sin provocar la enfermedad o provocando una enfermedad atenuada, como conserva su poder antigénico provoque la respuesta inmunitaria.

El poder patógeno y el poder antigénico son llevados por fracciones disfintas de la toxina. Se puede disminuir o anular la toxicidad por los rayos ultravioletas, el tetracloruro de iodo o el formal, conservando su poder antigénico.

Los toxoides son toxinas que habiendo perdido su toxicidad, conservan su poder antigénico, y son las sustancias empleadas para la vacunación contra los estafilococus, diftéricos, tetánicos, etc.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Inmunidad natural y adquirida

Inmunidad natural

La inmunidad natural es aquella que abarca la especie, que se trasmite hereditariamente y que la hace inmune a determinadas enfermedades. Así la gallina es inmune al tétanos y las ratas y palomas al carbunco. Aún dentro de la especie hay ciertas razas que manifiestan una mayor resistencia para determinadas enfermedades.

Inmunidad adquirida

Es aquella que se obtiene durante la vida, pudiendo ser de doble naturaleza: activa o pasiva.

lunes, 28 de noviembre de 2011

ANTICUERPOS


Los anticuerpos son también sustancias de naturaleza proteica cuyo lugar de origen no está perfectamente determinado, pero que traduce una respuesta celular activa sobre todo el sistema retículo endotelial, a la agresión del antígeno. Son extrictamente específicas frente al cuerpo que lo originó y tiene sobre él acciones de distinta índole, que conducen a su neutralización.


Circulan en la sangre encontrándose sobre todo en la fracción globulínica, que es el reservorio y vehículo de la defensa humoral. Según la naturaleza de esas acciones se clasifican en Usinas, precipitinas, aglutininas y cuando neutralizan su toxicidad, antitoxinas. La inmunidad puede ser natural y adquirida.

sábado, 26 de noviembre de 2011

MECANISMO CELULAR


Es el ya entrevisto al estudiar los glóbulos blancos y en general toda célula capaz de fagocitosis o de acción enzimática que destruye las bacterias o sus toxinas.

Mecanismo humoral

Estas toxinas son compuestos químicos complejos, en general unidos a una molécula proteica, y que biológicamente tienen poder antigénico, provocando en el organismo una respuesta, (expresión de su irritabilidad), por la que fabrica un anticuerpo, que es específico contra la toxina que lo originó.

Una reacción de inmunidad es la capacidad del organismo, de elaborar un anticuerpo, cuando ha sido sometido a la acción de un antígeno, e inmunidad en ese estado especial del organismo, que lo hace resistente a la acción patógena de determinados gérmenes o toxinas.

Por extensión, los fenómenos inmunitarios comprenden no sólo a los gérmenes vivos o sus toxinas, sino a cualquiera sustancia proteica o de otra naturaleza que tenga poder antigénico.

Por ejemplo: ante la invasión por el bacilo diftérico (que actúa por medio de una exotoxina que tiene poder antigénico), el organismo reacciona con un fenómeno in-munitario, en virtud de! cual aparecen en su suero sanguíneo anticuerpos capaces de contrarrestar la acción de esa toxina.

El tétano como la difteria, y eí sarampión, etc., son enfermedades de una sola vez, ya que el enfermo que ha curado, conserva durante toda su vida una defensa frente a nuevas infecciones.