Entrada destacada

Anemia a la leucemia

Cuando otra enfermedad puede deteriorarse Sabía que la anemia puede transformarse en leucemia ? Más conocida como mielodisplasia, síndr...

Mostrando entradas con la etiqueta los organos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta los organos. Mostrar todas las entradas

viernes, 1 de abril de 2011

Las membranas serosas


Ya hemos hecho notar otras veces, al hablar del sistema nervioso, que tanto el cerebro como el cerebelo y la médula espinal se hallan recubiertos por unas membranas llamadas meninges; éstas tienen, sobre todo, una función protectora, evitando que estos delicadísimos órganos se hallen en contacto directo con los huesos: los de la caja craneal para el encéfalo y los del conducto vertebral para la medula.

Sin embargo, no sólo el cerebro, el cerebelo y la medula, tienen el privilegio de estar protegidos de este modo. En efecto, todos los órganos contenidos en la cavidad torácica y una gran parte de los de la cavidad abdominal están envueltos también por membranas semejantes que, por contener una pequeña cantidad de un líquido seroso, se denominan en su conjunto membranas serosas.

CÓMO ESTÁN CONSTITUIDAS

Antes de hablar de cada una de estas membranas, diremos algo sobre ciertas características que son comunes a todas ellas. Comenzaremos por decir que cada una de las membranas serosas está formada por dos hojas, una interna y otra externa. Es evidente que el nombre de hojas se les aplica por la delgadez de las mismas. La hoja externa es aquella parte de la membrana serosa que tapiza la pared de la cavidad (torácica o abdominal) en donde se hallan los órganos.

La hoja interna, en cambio, es la que recubre directamente los órganos contenidos en las citadas cavidades. Es interesante notar que las dos hojas no son independientes una de otra sino que una es la continuación de la otra. En efecto, la membrana serosa, después de haber revestido la pared de la cavidad se repliega sobre sí misma, para recubrir el órgano contenido en la citada cavidad.

Si lo observamos atentamente, notaremos que las dos hojas están separadas entre sí por un intersticio, vale decir por un espacio mínimo. Allí se percibe una cavidad, que en condiciones normales es prácticamente virtual, ya que aquéllas están, podemos decir, en contacto entre sí.

Ahora bien, esta pequeña cavidad entre las dos hojas de las serosas contiene cierta cantidad de un líquido seroso, cuya función es la de lubricar, favoreciendo, de esta manera, el deslizamiento de una hoja sobre la otra, en los movimientos de los órganos que recubren. En efecto, si este líquido faltara, las dos hojas se pegarían entre sí, dificultándose de manera considerable los movimientos de los órganos.

Estas membranas son definidas como sacos carentes de abertura, destinados a rodear diversas cavidades. Son consideradas órganos de revestimiento que facilitan la dinámica de las visceras.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Organos del cuerpo


Todos los órganos vitales del cuerpo, salvo el cerebro, están situados dentro del tronco o torso (el cuerpo, sin cabeza ni miembros). El tronco contiene dos largas cavidades separadas por una pared muscular llamada diafragma. La cavidad superior, conocida como tórax o pecho contiene el corazón y los pulmones.

La cavidad inferior, llamada abdomen, contiene los órganos que toman parte en la digestión de los alimentos: el estómago, los intestinos, el hígado y páncreas; los ríñones y la vejiga, que conforman el aparato urinario y los órganos reproductores, en los que se encierra el germen de una nueva vida.

Usando modernas técnicas para captar imágenes -como radiografías de contraste o diferentes tipos de scanners-es posible ver y estudiar los órganos del cuerpo sin necesidad de cortar las cubiertas protectoras de piel, materia grasa, músculos y huesos.

martes, 14 de diciembre de 2010

La cabeza

La cabeza de un recién nacido equivale a la cuarta parte del tamaño de todo su cuerpo; cuando se convierte en un adulto, la proporción se reduce a la octava parte. En la cabeza se encuentran los principales órganos de los sentidos: los ojos, los oídos, los nervios olfatorios que detectan los olores, y las papilas gustativas de la lengua. Las señales provenientes de cada uno de esos órganos pasan al gran centro de coordinación del cuerpo: el cerebro, cubierto por la protectora bóveda del cráneo.

El pelo de la cabeza aisla frente a las pérdidas de temperatura y a los varones adultos les crece un espeso vello facial. La cara tiene tres importantes orificios: dos nasales, por los que circula el aire, y la boca, por la que se ingieren los alimentos y se modula el lenguaje. Aunque todas las cabezas son básicamente similares, las diferencias de tamaño, forma y color del rostro originan una infinita variedad de apariencias.

lunes, 24 de agosto de 2009

organos humanos

organos humanos
Como muchos sabrán la forma de organización de los órganos en el cuerpo humano se realiza mediante las agrupaciones en aparatos y sistemas. Entre ellos se encuentran el Aparato Digestivo, el Aparato Respiratorio, el Aparato Circulatorio, el Aparato secretor y excretor, el Aparato Reproductor, el Sistema esquelético, el sistema nervioso, el sistema muscular y los Aparatos Sensoriales. Todos ellos encargados de diferentes y esenciales funciones, además existe un grupo de lo que se podría llamar subfunciones que son la de nutrición, reproducción y relación.