Entrada destacada

Anemia a la leucemia

Cuando otra enfermedad puede deteriorarse Sabía que la anemia puede transformarse en leucemia ? Más conocida como mielodisplasia, síndr...

Mostrando entradas con la etiqueta encefalo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta encefalo. Mostrar todas las entradas

jueves, 26 de mayo de 2011

El sistema nervioso


Sabemos que existen dos sistemas nerviosos, unidos entre sí en varios lugares, el cerebro-espinal y el vegetativo o simpático. Por otra parte, por razones didácticas, el primero se ha dividido en dos partes: el sistema nervioso central, que comprende el encéfalo y la medula espinal y el sistema nervioso periférico que comprende el conjunto de los nervios.

En esta nota veremos el sistema nervioso periférico, intrincada red de innumerables conductores, que pone en comunicación el sistema nervioso central con cada una de las partes del organismo. Este conjunto de conductores es el que tiene la misión de realizar, en nuestro cuerpo, una tarea equivalente a la asignada, en una ciudad, a una central telefónica.

ALGUNAS NOCIONES EN GENERAL

A las funciones de los nervios nos referiremos en detalle en un artículo sobre la fisiología del sistema nervioso. Debemos, eso sí, aclarar que los nervios que salen del encéfalo y de la medula espinal, se hallan en relación con las células de los órganos de los sentidos y de los músculos.

Es interesante observar que todas las fibras nerviosas son recorridas siempre por los estímulos en una sola dirección y siempre en la misma. Unas son recorridas por estímulos centrípetos, vale decir que desde la periferia se dirigen hacia los centros nerviosos; otras en cambio, lo son por estímulos centrífugos, o sea que desde los centros nerviosos se dirigen hacia la periferia.

Las primeras, porque llevan a los centros las sensaciones, son llamadas fibras sensitivas o sensoriales; las segundas, que llevan los estímulos a los músculos, son llamadas en cambio fibras motoras. Es claro que las terminaciones nerviosas destinadas a recibir las sensaciones se hallan dentro de los órganos periféricos de los sentidos (piel, ojos, nariz, ere), mientras que las células motrices de las fibras motoras se hallan dentro de los centros nerviosos.

Una última observación: es evidente que si un nervio está formado exclusivamente por fibras motoras o sensitivas, será un nervio motor o un nervio sensitivo.

sábado, 30 de abril de 2011

EL ENCÉFALO


Es la parte principal del sistema nervioso y está compuesta por cuatro partes: el cerebro, el cerebelo, la protuberancia y el bulbo raquídeo; en su conjunto se halla protegido por la caja craneana, en cuyo interior se aloja. El cerebro es la parte más voluminosa del encéfalo; posee en su conjunto una forma ovoidea, más aguzada en su extremo anterior (polo frontal) que en el posterior (polo occipital). Tiene un peso que oscila alrededor de los 1.180 gramos, siendo un poco más pesado en el hombre que en la mujer. Es casi el 1/50 del peso total del cuerpo.

EL CEREBRO VISTO POR ENCIMA

Si observamos el cerebro desde arriba, notamos en seguida que está dividido por una profunda cisura interhemisférica, en dos partes, llamadas hemisferios cerebrales.



Esta sección permite observar cómo la parte inferior del cerebro se hace muy complicada por la existencia de una serie de estructuras que allí se encuentran:

  • El cuerpo calloso es una lámina blanca, convexa, que une por debajo, entre sí, los hemisferios cerebrales.

  • Los ventrículos cerebrales son cavidades comunicadas entre sí.

  • El quiasma del nervio óptico es la zona en la que ambos nervios ópticos, derecho e izquierdo, se cruzan.
  • La hipófisis, importantísima glándula endocrina, cuyos productos se vierten en la sangre y accionan sobre el desarrollo.