Entrada destacada

Anemia a la leucemia

Cuando otra enfermedad puede deteriorarse Sabía que la anemia puede transformarse en leucemia ? Más conocida como mielodisplasia, síndr...

lunes, 29 de abril de 2013

El hueso esfenoides



El hueso esfenoides está situado en la base del cráneo en la parte frontal de los temporales y parte basilar del occipital. Se asemeja algo a un bate con sus alas extendidas, y se divide en una parte o la mediana de su cuerpo, dos grandes y dos pequeñas alas que se extienden hacia fuera desde los lados del cuerpo, y los dos procesos pterigoideas que se proyectan de ella a continuación.

Cuerpo (corpus sphenoidale).-El cuerpo, más o menos de forma cúbica, está ahuecado en su interior para formar dos cavidades grandes, los senos esfenoidales de aire, que están separados uno de otro por un tabique.

La superficie superior del cuerpo presenta en frente de una columna vertebral prominente, la columna vertebral etmoidal, para la articulación con la lámina cribosa del etmoides; detrás de esto es una superficie lisa ligeramente elevado en la línea media, y ranurados en cada lado para la lóbulos olfativos del cerebro.

Esta superficie está delimitada por detrás de un canto, que forma el borde anterior de una, ranura transversal estrecha, la ranura quiasmática (óptica ranura), por encima y detrás de la cual se encuentra el quiasma óptico, la ranura termina en cada lado en el agujero óptico, el cual transmite el nervio óptico y la arteria oftálmica en la cavidad orbital. Detrás de la ranura quiasmática es una elevación, la sellae tubérculo, y todavía más posteriormente, una profunda depresión, la silla turca, la parte más profunda de la que se aloja la hipófisis cerebral y que se conoce como los hypophyseos fosa.

El límite anterior de la silla turca se completa con dos pequeñas eminencias, uno a cada lado, llamado los procesos clinoides medias, mientras que el límite posterior está formado por una placa cuadrada con forma de hueso, la sellae dorso, terminando en sus ángulos superiores en dos tubérculos, los procesos clinoides posteriores, el tamaño y la forma de que varían considerablemente entre diferentes personas. Los procesos clinoides posteriores profundizar la silla turca, y dar el apego a la tienda del cerebelo.

A ambos lados de la sellae dorso es una muesca para el paso del nervio VI par, y por debajo de la muesca de un proceso agudo, el proceso petroso, que se articula con el vértice de la porción petrosa del hueso temporal, y forma el límite medial de el agujero rasgado. Detrás de la sellae dorso es una depresión poco profunda, el clivus, que se inclina oblicuamente hacia atrás, y es continua con la ranura en la porción basilar del hueso occipital; que soporta la parte superior de la protuberancia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario