Entrada destacada

Anemia a la leucemia

Cuando otra enfermedad puede deteriorarse Sabía que la anemia puede transformarse en leucemia ? Más conocida como mielodisplasia, síndr...

Mostrando entradas con la etiqueta tejido linfatico. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta tejido linfatico. Mostrar todas las entradas

sábado, 31 de diciembre de 2011

Composición de la Linfa


Depende de los territorios donde se origina, siendo distinta para la linfa general y para la linfa de los quilíferos, linfáticos intestinales, por los que se hace la absorción de los lípidos.

Está compuesta por agua, sustancias minerales en concentración semejante a la del plasma y sustancias orgánicas. Su concentración en proteínas (albúminas y globulinas) es la mitad o menos que la del plasma al nivel del canal torácico. Contiene fibrinógeno lo que hace posible la coagulación de la linfa, dando un coágulo blanco por la ausencia de eritrocitos e irretráctil por ausencia de plaquetas. La linfa del canal torácico que drena el intersticio intestinal es muy rica en lípidos ya que por él ingresan hasta el 00 % de las grasas absorbidas.

Tiene 2.000 a 20.000 leucocitos por mm., con raros monocitos y polinucleares, siendo su fórmula linfocitaria.

Su densidad es de 1,016 a 1,023, su volumen en el canal torácico de 1 a 2 litros en 24 horas.

miércoles, 28 de diciembre de 2011

La linfa


Debe distinguirse la linfa intersticial, que no es otra cosa que el medio intercelular y la linfa intravascular, contenida en el interior de las vasos del sistema linfático y que es la que estudiaremos en particular.

Se forma por filtración del líquido intercelular y de sustancias orgánicas e inorgánicas a la luz de los capilares linfáticos, que repetimos comienzan en fondo de saco cerrado, en pleno interticio y cuya pared se origina a su vez a partir de células conjuntivas con actividad angioblásticas.

Sus elementos figurados son leucocitos que han emigrado de los vasos sanguíneos por diapédesis y que abordan la pared endotelial.

miércoles, 6 de enero de 2010

Tejido linfatico


Tejidos sanguíneo y linfático.

La sangre es un tejido caracterizado por su color rojo intenso, y, sobre todo, por constar de numerosos corpúsculos discoides que flotan en una materia intercelular liquida y espontáneamente coagulable, conocida con el nombro de plasma.

La sangre se encuentra encerrada en el aparato circulatorio, siendo en el hombre y demás Mamíferos opaca, de color rojo y de un olor característico. La cantidad que de ella existe en el hombre adulto, aunque varía de unos a otros, puede considerarse, como término medio, de cinco a seis litros.

Examinando al microscopio una gota de sangre se observan en ella tres clases de corpúsculos: los hematíes o glóbulos rojos, los leucocitos o glóbulos blancos y las plaquetas o trombocitos, existiendo entre todos ellos una sustancia líquida o plasma. Los corpúsculos más abundantes son los hematíes , siendo los que dan a la sangre el color rojo pues aún cuando éstos aislados tienen color amarillento verdoso, la superposición de muchos origina un color rojo intenso, propio de la hemoglobina en cantidad.