Entrada destacada

Anemia a la leucemia

Cuando otra enfermedad puede deteriorarse Sabía que la anemia puede transformarse en leucemia ? Más conocida como mielodisplasia, síndr...

Mostrando entradas con la etiqueta intestino grueso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta intestino grueso. Mostrar todas las entradas

domingo, 14 de julio de 2013

Sistema Digestivo


Los órganos del sistema digestivo para proporcionar la ingesta de nutrición y que comen, lo que le permite hacerse para absorber los nutrientes, la eliminación de partículas no utilizadas por el cuerpo como la celulosa.

Así que no es la digestión, el alimento debe someterse a cambios físicos y químicos en todo este proceso, iniciado en la boca.

Boca

La mayoría de los mamíferos mastican la comida antes de que pase a través de la faringe. Este acto permite su reducción, humidificación, y en algunos casos, el contacto con las enzimas digestivas presentes en la saliva (amilasa y ptialina), que son responsables de la transformación de glucógeno y almidón en maltosa. En esta fase de la digestión, la lengua tiene un papel importante: además de ayudar en la reducción y la dilución de los alimentos, permite la captura de sabores, la estimulación de la producción de saliva. Las sales presentes en este último neutralizan la acidez del alimento como sea posible.

Faringe - Esófago

Después de masticar, el bolo pasa a través de la faringe y se dirige hacia el esófago. Hay peristaltismo permite la torta a ser dirigida al estómago. Este proceso mecánico permite, además de esta función, se mezcla con los jugos digestivos. Algunas aves poseen este órgano una región conocida popularmente como chat, donde se almacenan y se suavizó.

Estómago
En el estómago, los jugos gástricos - rico en ácido clorhídrico, pepsina, lipasa y renina - fragmentos y las proteínas de los alimentos desnaturaliza, y actúa sobre algunos lípidos, promueve la absorción del calcio y el hierro, y mata las bacterias. Este cuerpo, delimitado por el esfínter cardias entre el esófago y, y el esfínter pilórico entre el intestino permite que la torta a ser retenido en él sin la aparición de reflujo. Durante aproximadamente tres horas, el agua y los minerales son absorbidos en esta cavidad. El restante, que ahora se llama "campana", pasa al intestino delgado.

Intestino delgado

En el intestino delgado es la mayor parte de la digestión y la absorción que se tragó. Este cuerpo se entiende por el duodeno, el yeyuno y el íleon, y el proceso comienza en esta primera parte. Allí, con la ayuda de jugo intestinal, las proteínas se transforman en aminoácidos y disacáridos maltosa y algunos se digieren usando las enzimas tales como la enteroquinasa, peptidasa y carbohidrasa.

En el duodeno allí, también, el jugo pancreático, la cual es liberada desde el páncreas a través del canal de Wirsung. Esto tiene bicarbonato de sodio, tripsina, quimotripsina, lipasa pancreática y amilopsina en su constitución, lo que permite que neutraliza la acidez del quimo, las proteínas se transforman en oligopéptidos, dando como resultado los lípidos en ácidos grasos y glicerol, los hidratos de carbono se reducen maltosa y ADN y el ARN se digiere. La bilis producida en el hígado, descomposición de la grasa para las lipasas pancreáticas realizar su función de manera más eficiente.

La digestión termina en la segunda y tercera porción del intestino delgado por la acción del jugo intestinal. Sus enzimas: maltasa, sacarasa, la lactasa, aminopeptidasas, dipeptidasas, tripeptidases, nucleosidades y nucleotidasas; permiten moléculas para reducir los nutrientes y estos son absorbidos y se liberan en la sangre con la ayuda de las vellosidades en el intestino. La comida se sustituye por aspecto acuosa, blanquecina, y se llama ahora la libra.

Intestino grueso

La libra se dirige al intestino grueso. Esta dividido en apéndice, colon y recto, absorbe agua y sales minerales y dirige la parte que no se digiere la libra hasta el recto, por lo que se elimina en las heces. La flora intestinal permiten la producción de vitaminas tales como vitamina B12 y K.

martes, 24 de julio de 2012

Intestino grueso: anatomía macroscópica y microscópica


El intestino grueso es la parte del tubo digestivo entre el íleon terminal y el ano. Dependiendo de la especie, la ingesta desde el intestino delgado entra en el intestino grueso ya sea a través de la válvula ileocecal o ileocólica. En el intestino grueso, tres segmentos principales son reconocidos:

El ciego es un saco ciego de composición que en los seres humanos lleva a una extensión de tipo gusano llamado el apéndice vermiforme.

El colon constituye la mayor parte de la longitud del intestino grueso y se subclasifican en segmentos ascendentes, transversal y descendente.

El recto es el segmento corto, el terminal del tubo digestivo, continua con el canal anal.

La variación en la dimensión relativa del intestino grueso está en gran medida correlacionada con la dieta. En los herbívoros como los caballos y los conejos, que dependen en gran medida de la fermentación microbiana, el intestino grueso es muy grande y complejo. Los omnívoros como los cerdos y los humanos tienen un intestino sustancial grande, pero nada que ver con la que se observa en los herbívoros. Finalmente, carnívoros, tales como perros y gatos tienen un intestino grueso simple y pequeño.

Hay muchas similitudes en la estructura histológica de la mucosa en el intestino grueso y delgado. La diferencia más obvia es que la mucosa del intestino grueso carece de vellosidades. Cuenta con numerosas criptas que se extienden en profundidad y se abren a una superficie luminal plana. Las células madre que apoyan la renovación rápida y continua del epitelio se encuentran ya sea en la parte inferior o la mitad de camino por las criptas. Estas células se dividen para llenar el epitelio Cryptal y la superficie.

Células secretoras de moco caliciformes son mucho más abundantes en el epitelio del colon que en el intestino delgado.

La imagen superior muestra una sección del colon de un perro. Tenga en cuenta las criptas que se extienden desde la luz, y las numerosas células caliciformes espumosas que pueblan el epitelio de las criptas.