Entrada destacada

Anemia a la leucemia

Cuando otra enfermedad puede deteriorarse Sabía que la anemia puede transformarse en leucemia ? Más conocida como mielodisplasia, síndr...

Mostrando entradas con la etiqueta intestino delgado. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta intestino delgado. Mostrar todas las entradas

domingo, 14 de julio de 2013

Sistema Digestivo


Los órganos del sistema digestivo para proporcionar la ingesta de nutrición y que comen, lo que le permite hacerse para absorber los nutrientes, la eliminación de partículas no utilizadas por el cuerpo como la celulosa.

Así que no es la digestión, el alimento debe someterse a cambios físicos y químicos en todo este proceso, iniciado en la boca.

Boca

La mayoría de los mamíferos mastican la comida antes de que pase a través de la faringe. Este acto permite su reducción, humidificación, y en algunos casos, el contacto con las enzimas digestivas presentes en la saliva (amilasa y ptialina), que son responsables de la transformación de glucógeno y almidón en maltosa. En esta fase de la digestión, la lengua tiene un papel importante: además de ayudar en la reducción y la dilución de los alimentos, permite la captura de sabores, la estimulación de la producción de saliva. Las sales presentes en este último neutralizan la acidez del alimento como sea posible.

Faringe - Esófago

Después de masticar, el bolo pasa a través de la faringe y se dirige hacia el esófago. Hay peristaltismo permite la torta a ser dirigida al estómago. Este proceso mecánico permite, además de esta función, se mezcla con los jugos digestivos. Algunas aves poseen este órgano una región conocida popularmente como chat, donde se almacenan y se suavizó.

Estómago
En el estómago, los jugos gástricos - rico en ácido clorhídrico, pepsina, lipasa y renina - fragmentos y las proteínas de los alimentos desnaturaliza, y actúa sobre algunos lípidos, promueve la absorción del calcio y el hierro, y mata las bacterias. Este cuerpo, delimitado por el esfínter cardias entre el esófago y, y el esfínter pilórico entre el intestino permite que la torta a ser retenido en él sin la aparición de reflujo. Durante aproximadamente tres horas, el agua y los minerales son absorbidos en esta cavidad. El restante, que ahora se llama "campana", pasa al intestino delgado.

Intestino delgado

En el intestino delgado es la mayor parte de la digestión y la absorción que se tragó. Este cuerpo se entiende por el duodeno, el yeyuno y el íleon, y el proceso comienza en esta primera parte. Allí, con la ayuda de jugo intestinal, las proteínas se transforman en aminoácidos y disacáridos maltosa y algunos se digieren usando las enzimas tales como la enteroquinasa, peptidasa y carbohidrasa.

En el duodeno allí, también, el jugo pancreático, la cual es liberada desde el páncreas a través del canal de Wirsung. Esto tiene bicarbonato de sodio, tripsina, quimotripsina, lipasa pancreática y amilopsina en su constitución, lo que permite que neutraliza la acidez del quimo, las proteínas se transforman en oligopéptidos, dando como resultado los lípidos en ácidos grasos y glicerol, los hidratos de carbono se reducen maltosa y ADN y el ARN se digiere. La bilis producida en el hígado, descomposición de la grasa para las lipasas pancreáticas realizar su función de manera más eficiente.

La digestión termina en la segunda y tercera porción del intestino delgado por la acción del jugo intestinal. Sus enzimas: maltasa, sacarasa, la lactasa, aminopeptidasas, dipeptidasas, tripeptidases, nucleosidades y nucleotidasas; permiten moléculas para reducir los nutrientes y estos son absorbidos y se liberan en la sangre con la ayuda de las vellosidades en el intestino. La comida se sustituye por aspecto acuosa, blanquecina, y se llama ahora la libra.

Intestino grueso

La libra se dirige al intestino grueso. Esta dividido en apéndice, colon y recto, absorbe agua y sales minerales y dirige la parte que no se digiere la libra hasta el recto, por lo que se elimina en las heces. La flora intestinal permiten la producción de vitaminas tales como vitamina B12 y K.

sábado, 21 de julio de 2012

Intestino delgado: anatomía macroscópica y microscópica


El intestino delgado es la sección más larga del tubo digestivo y consta de tres segmentos que forman un pasaje desde el píloro hasta el intestino grueso:

Duodeno: una breve sección que recibe las secreciones del páncreas y el hígado a través de los ductos pancreáticos y biliares comunes.

Yeyuno: considera que aproximadamente el 40% del intestino pequeño en el hombre, pero más cerca de 90% en animales.

Desemboca Íleon en el intestino grueso; considera que aproximadamente el 60% del intestino en el hombre, pero anatomistas veterinarios generalmente se refieren a ella como sólo la sección del terminal corto del intestino delgado.

En la mayoría de los animales, la longitud del intestino delgado es de aproximadamente 3,5 veces la longitud del cuerpo - el intestino delgado, o la de un perro grande, es de aproximadamente 6 metros de longitud. Aunque las fronteras precisas entre estos tres segmentos del intestino grueso no se observan ni microscópicamente, hay diferencias histológicas entre el duodeno, el yeyuno y el íleon.

Un grueso del intestino delgado está suspendido de la pared del cuerpo por una extensión del peritoneo llamado el mesenterio. Como se ve en la imagen para los vasos sanguíneos derecha, hacia y desde la mentira intestino entre las dos hojas del mesenterio. Los vasos linfáticos también están presentes, pero no son fáciles de discernir groseramente en muestras normales.

Está dentro del intestino delgado que las etapas finales de la digestión enzimática se producen, liberando pequeñas moléculas capaces de ser absorbidos. El intestino delgado es también el único sitio en el tubo digestivo para la absorción de aminoácidos y monosacáridos. La mayoría de los lípidos también son absorbidos en este órgano. Todo esto absorción y gran parte de la digestión enzimática se lleva a cabo en la superficie de pequeñas células epiteliales intestinales, y para acomodar estos procesos, un área de gran superficie de la mucosa se requiere.

Si el intestino delgado se ve como un simple tubo, su superficie luminal sería del orden de un medio de un metro cuadrado. Pero en realidad, la superficie de absorción del intestino delgado es de aproximadamente 250 metros cuadrados, del tamaño de una cancha de tenis! ¿Cómo es esto posible? A primera vista, la estructura del intestino delgado es similar a otras regiones del tubo digestivo, pero el intestino delgado incorpora tres características que dan cuenta de su gran área superficial de absorción:

Pliegues de la mucosa: la superficie interna del intestino delgado no es plana, pero echado en pliegues circulares, que no solamente aumentan la superficie, pero ayuda en mezclar la ingesta actuando como deflectores.

Villi: la mucosa forma multitud de proyecciones que sobresalen en el lumen y están cubiertas con células epiteliales.

Microvellosidades: la membrana plasmática luminal de las células epiteliales de absorción está salpicada de microvellosidades densamente poblados.

Los paneles inferiores muestran la mayor parte de esta expansión la superficie, mostrando vellosidades, las células epiteliales que cubren las vellosidades y microvellosidades los de las células epiteliales. Tenga en cuenta en el panel central, una micrografía de luz, que las microvellosidades son visibles y tener un aspecto similar a un cepillo. Por esta razón, la frontera microvellosidades de las células epiteliales intestinales se refiere como el "borde en cepillo".

La mayor parte de la discusión en las páginas siguientes se centra en los enterocitos, las células epiteliales que maduran en la absorción células epiteliales que cubren las vellosidades. Estas son las células que toman y entregan a la sangre de casi todos los nutrientes de la dieta. Sin embargo, otros dos tipos principales de células poblar el epitelio del intestino delgado:

Células Enteroendocrinas que, como parte del sentido del sistema endocrino entérico el entorno luminal y secretan hormonas tales como la colecistoquinina y gastrina en sangre.

Las células caliciformes, que secretan un moco lubricante en el lumen intestinal.