Entrada destacada

Síntomas de insolación

 #sol #insolación #quemadurasdesol #verano #protectorsolar ¿Alguna vez has visto a alguien que tenía marcas rojas en la piel despué...

Mostrando entradas con la etiqueta la respiracion. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta la respiracion. Mostrar todas las entradas

viernes, 29 de abril de 2011

Centro respiratorio


La respiración puede controlarse por medio de la Voluntad, pero normalmente es automática. El centro respiratorio, ubicado en el bulbo raquídeo, manda impulsos (a través de fibras nerviosas) a los músculos intercostales y al diafragma, produciendo su contracción rítmica. Cuando, en cada inspiración, los pulmones se han expandido, las terminaciones nerviosas fijas en los músculos lisos de los conductos pulmonares son estimuladas y envían impulsos nerviosos al centro respiratorio.

Las experiencias indican que en el centro respiratorio hay dos regiones principales: una que produce la inspiración y otra, antagónica de la primera, que produce la espiración. Estas regiones se llaman centros inspiratorio y espiratorio respectivamente. Además, hay una zona en la parte frontal del bulbo que juega algún papel en el contralor del ritmo respiratorio, ya que, cuando se cortan los tractos nerviosos de esta zona, se destruye el ritmo. Probablemente, esta zona recibe impulsos del centro inspiratorio y, al mismo tiempo, impulsos desde este último centro pasan a los músculos intercostales, el diafragma y el centro espiratorio.

La influencia combinada de la zona frontal del bulbo, el centro espiratorio y los impulsos que vienen dé los receptores sobrepasa al centro inspiratorio y produce la espiración. La respiración se refiere únicamente a la ventilación de los pulmones, de manera tal que se inhale un adecuado abastecimiento de oxígeno y que se exale el anhídrido carbónico. Pero en el sistema sanguíneo también hay transferencias: el oxígeno pasa de la sangre a los tejidos y el anhídrido carbónico de los tejidos a la sangre.


Esto no es sorprendente, ya que existen relaciones entre el centro respiratorio y los centros nerviosos que controlan la circulación. El mismo centro respiratorio es sumamente sensible a la concentración de anhídrido carbónico en la sangre; cuando esta concentración aumenta, se incrementa la respiración.

En los arcos aórtico y carotideo hay receptores sensibles a la concentración sanguínea de anhídrido carbónico y oxígeno. Cuando esta concentración disminuye, por ejemplo, disminuyen también la profundidad y frecuencia respiratorias; cuando la concentración aumenta (como ocurre luego de un ejercicio vigoroso) aumentan la profundidad y frecuencia de la respiración. De esta manera, la concentración de anhídrido carbónico, retorna a su nivel promedio.

Aunque el anhídrido carbónico, cuando se encuentra en grandes cantidades, es perjudicial para el organismo, se necesita en una cierta concentración para que sea posible su propio funcionamiento. Hemos descrito sólo algunos factores relacionados con la respiración, pero es obvio que existe un sistema de alta eficiencia por el cual se satisfacen las diversas necesidades orgánicas.

lunes, 25 de abril de 2011

La respiración humana


Cuando un animal está dormido o echado, mientras se esconde de sus enemigos o espera el momento oportuno para asir su presa, hay muy pocos signos externos que indiquen que ese animal está vivo. Pero si miramos detenidamente a un pez escondido entre la vegetación acuática o a una rana agazapada en el pasto, notaremos los movimientos rítmicos de las cubiertas branquiales del pez y los latidos "deglutorios" de la rana. Estos movimientos respiratorios quizá sean los signos más evidentes de que un animal está vivo.

Son la expresión externa de los grandes intercambios energéticos que tienen lugar dentro del animal, cuya energía se obtiene por la combustión de las materias alimenticias digeridas con oxígeno. Pero la respiración no se limita a la obtención de oxígeno. Otra función importante es la remoción del anhídrido carbónico (producto de desecho de las combustiones) del organismo. Por otra parte, si bien la respiración es un proceso rítmico, ese ritmo puede ajustarse (y se ajusta) para satisfacer las variantes demandas de los tejidos.


Cada pulmón puede compararse a un árbol, cuyas ramas son huecas y están representadas por los bronquios y bronquio-los; cada grupo de hojas está representado por un grupo o racimo de pequeños sacos huecos llenos de aire, los alvéolos. Cada árbol respiratorio está cubierto por una capa de tejido, la pleura, y todas sus, partes poseen una rica irrigación sanguínea. Los alvéolos y los bronquiolos tienen fibras elásticas en sus paredes.

jueves, 3 de marzo de 2011

Aparato respiratorio


La función respiratoria comprende una serie de etapas por medio de las cuales el oxígeno es llevado a la intimidad tisural, para su aprovechamiento en la oxidación biológica.

El aparato respiratorio comprende el conjunto de órganos que instalados en la primera etapa canalículo-alveolar, permiten la hematosis o sea el intercambio gaseoso entre el medio alveolar y el medio sanguíneo.

Comprende anatómicamente la vía aérea formada por las fosas nasales, faringe, laringe, traquea, bronquios y el órgano pulmón, que es aquel a cuyo nivel precisamente se hace la hematosis.

Filogénica y embriológicamente el aparato respiratorio, tiene íntimas conexiones con el aparato digestivo. La boca es primero una cavidad común a ambos y sólo posteriormente a expensas de evaginaciones internas de su cara lateral, que hacen saliencias hacia la línea media formando el paladar, se divide en un piso superior respiratorio, fosas nasales y un piso inferior digestivo, boca propiamente dicha.

La porción traqueo-bronquio-pulmonar se origina en un brote canalicular derivado de la parte alta del tubo digestivo que se independiza para su función específica.

La faringe, órgano a la vez respiratorio y digestivo, es la expresión en el adulto de esta comunidad.

CONSTITUCION ANATOMICA GENERAL

La vía aérea está destinada al pasaje del aire, su estructura se hace según un plan que se repite de arriba a abajo. Está formada por

a) una pared revestida por un epitelio pluriestratificado plano de protección, epidermis invaginada en las ventanas de la nariz y luego mucosa;

b) por un corion vascularizado y rico en glándulas,

c) por una capa esquelética, constituida ya por cartílago, ya por hueso, que mantiene permeable la luz y la protege de las compresiones externas;

d) una capa muscular que atiende a su motilidad y;

e) una capa adventicia trófica, vásculo-nerviosa.

A medida que descendemos hacia el árbol bronco-alveolar, el epitelio se hace sucesivamente primero multiseriado, en la laringe; luego monoestratificado cúbico a nivel de los bronquios más finos; y por último plano, en el alvéolo pulmonar. Al mismo tiempo van desapareciendo las estructuras cartilaginosas, todo lo cual expresa el pasaje de un epitelio de protección a uno de intercambio.

miércoles, 9 de septiembre de 2009

respiracion celular

respiracion celular
Recordemos que el protoplasme puede moverse, por lo que se produce un trabajo, de esta forma hay un proceso de transformación de energía. Al oxígeno que se encuentra en el medio lo atrae la célula, luego cuando entra en el protoplasma quema las sustancias o materiales que encuentra, sobre todo carbohidratos. Al absorber el oxígeno se desprende anhídrido de carbono, este proceso en el que se absorbe oxígeno y se desprende anhídrido carbónico se llama justamente respiración. Por ello se puede asegurar que la célula tiene la capacidad de respirar.