Entrada destacada

Síntomas de insolación

 #sol #insolación #quemadurasdesol #verano #protectorsolar ¿Alguna vez has visto a alguien que tenía marcas rojas en la piel despué...

lunes, 11 de marzo de 2013

Las vértebras del sacro y coccígeo


La vértebra sacra y coccígea consisten en un período temprano de la vida de nueve segmentos separados que están unidos en el adulto, a fin de formar dos huesos, cinco que entran en la formación del sacro, cuatro en la de la cóccix. A veces, el coxis consta de cinco huesos; de vez en cuando el número se reduce a tres.

El sacro (os sacrum).-El sacro es un hueso grande, triangular, situado en la parte inferior de la columna vertebral y en la parte superior y posterior de la cavidad pélvica, donde se inserta como una cuña entre los dos huesos de la cadera ; su parte superior o base se articula con la última vértebra lumbar, su vértice con el cóccix. Se curva sobre sí misma y se coloca muy oblicua, su base se proyecta hacia adelante y formando el ángulo sacrovertebral prominente cuando articulada con la última vértebra lumbar; su parte central se proyecta hacia atrás, a fin de dar una mayor capacidad de la cavidad pélvica.

Superficie pélvica (facies pelvina).-La superficie pélvica es cóncava de arriba hacia abajo, y ligeramente de modo de lado a lado. Su parte central está atravesado por cuatro aristas transversales, las posiciones de los cuales se corresponden con los planos originales de separación entre los cinco segmentos del hueso. Las porciones de hueso intermedio entre las crestas son los cuerpos de las vértebras sacras.

El cuerpo del primer segmento es de gran tamaño, y en forma similar a la de una vértebra lumbar; los sucesivos disminuyen desde arriba hacia abajo, se aplanan antes de hacia atrás, y se curva con el fin de acomodarse a la forma del sacro, siendo cóncava delante, detrás convexa.

En los extremos de las crestas se ven los agujeros anterior del sacro, en número de cuatro en cada lado, en forma algo redondeada, su tamaño disminuye de arriba hacia abajo, y dirigida lateralward y hacia adelante, dan salida a las divisiones anteriores de los nervios sacros y entrada a las arterias sacras laterales. Lateral de estos agujeros son las partes laterales del sacro, cada uno compuesto de cinco segmentos diferentes en un período temprano de la vida, en el adulto, estos son mezclados con los cuerpos y entre sí. Cada parte lateral está atravesado por cuatro ranuras anchas y poco profundas, que alojan a los divisiones anteriores de los nervios sacros, y están separadas por crestas prominentes de hueso que dan origen al músculo piriforme.

Si una sección sagital hacerse a través del centro del sacro, los cuerpos son vistos a estar unidos en sus circunferencias de hueso, los amplios intervalos de quedar centralmente, lo que, en el estado fresco, son llenadas por los fibrocartilages intervertebrales. En algunos huesos esta unión es más completa entre la más baja que los segmentos superiores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario