Entrada destacada

Anemia a la leucemia

Cuando otra enfermedad puede deteriorarse Sabía que la anemia puede transformarse en leucemia ? Más conocida como mielodisplasia, síndr...

martes, 28 de diciembre de 2010

Sistema nervioso

El sistema nervioso es la red electroquímica de comunicaciones del cuerpo. Sus principales partes son el cerebro, la médula espinal y los nervios. El cerebro y la médula espinal forman el sistema nervioso central (SNC), principales centros de coordinación y control del cuerpo.

Billones de largas neuronas, muchas agrupadas en nervios, forman el sistema nervioso periférico, encargado de transmitir los impulsos nerviosos entre el SNC y otras regiones del cuerpo. Cada neurona tiene tres partes: el cuerpo celular, las ramificaciones dendítricas que reciben las señales químicas de otras neuronas y el axón, una estructura tubular que transmite estas señales como impulsos eléctricos.

domingo, 26 de diciembre de 2010

El cerebro


El cerebro es el organo mayor del sistema nervioso central y el centro de control de todas las actividades voluntarias e involuntarias del cuerpo. Es también responsable de la complejidad del pensamiento, memoria, emoción y lenguaje. Aunque en los adultos este complejo órgano no pesa más de 1 kilo 400 gramos (31b), contiene cerca de 10 mil millones de células nerviosas. En él pueden distinguirse tres partes: el tronco cerebral, el cerebelo y el cerebro propiamente tal. El tronco cerebral controla las funciones vitales del cuerpo, tales como la respiración y el proceso digestivo.

Las principales funciones del cerebelo son la mantención de la postura y la coordinación de los movimientos del cuerpo. En el cerebro -que consta de dos hemisferios: el derecho y el izquierdo, unidos por el cuerpo calloso- residen la mayoría de las actividades conscientes e inteligentes.

viernes, 24 de diciembre de 2010

El oído


El oído es el órgano de la audición y del equilibrio. El oído externo consta de la oreja, llamada aurícula o pabellón y del canal auditivo. Las principales partes funcionales -el oído medio e interno- están encerradas dentro del cráneo. El oído medio consta de tres delgados huesos, conocidos como osículos auditores y la trompa de Eustaquio, que conecta el oído con la parte posterior de la nariz.

El oído interno consta de una espiral llamada caracol, y dos estructuras en las que reside el equilibrio: los canales semicirculares y del vestíbulo. Las ondas sonoras entran al oído viajando a través del canal auditivo hasta una delgada y tensa membrana, llamada tímpano, donde son transformadas en vibraciones, transmitidas pof los osículos hasta el caracol. Allí, millones de microscópicos pelillos convierten las vibraciones en señales nerviosas eléctricas que serán interpretadas por el cerebro.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

El ojo

El OJO es el órgano de la visión. Los dos globos oculares protegidos dentro de cavidades óseas, llamadas órbitas y recubiertos por los párpados, las cejas y una película de lágrimas, están directamente conectados al cerebro por el nervio óptico. Cada ojo es movido gracias a seis músculos fijos alrededor del globo ocular. Los rayos de luz que entran al ojo a través de la pupila son enfocados por medio de la córnea y el cristalino, para formar una imagen en la retina.

La retina contiene millones de células fotosensibles llamadas bastones y conos, que convierten la imagen en un conjunto de estímulos o impulsos nerviosos, transmitidos hasta el cerebro por el nervio óptico. Toda la información proveniente de los dos nervios ópticos es procesada en el cerebro para producir una sola imagen coordinada.

lunes, 20 de diciembre de 2010

Células del cuerpo


Cada uno de nosotros está constituido por millones de células, que son la unidad de estructura básica del cuerpo. Huesos, músculos, nervios, piel, sangre y demás tejidos corporales están formados por diferentes tipos de células. Cada célula tiene una función específica y trabaja con otros tipos de células para realizar el gran número de tareas necesarias para mantener la vida.

Muchas de las células del cuerpo tienen la misma estructura básica. Cada célula tiene una capa externa, llamada membrana y contiene un material fluido o citoplasma. Dentro del citoplasma existen estructuras especializadas u organelas. La organela más importante es el núcleo que contiene el material genético vital y actúa como centro de control de la célula.

sábado, 18 de diciembre de 2010

Organos del cuerpo


Todos los órganos vitales del cuerpo, salvo el cerebro, están situados dentro del tronco o torso (el cuerpo, sin cabeza ni miembros). El tronco contiene dos largas cavidades separadas por una pared muscular llamada diafragma. La cavidad superior, conocida como tórax o pecho contiene el corazón y los pulmones.

La cavidad inferior, llamada abdomen, contiene los órganos que toman parte en la digestión de los alimentos: el estómago, los intestinos, el hígado y páncreas; los ríñones y la vejiga, que conforman el aparato urinario y los órganos reproductores, en los que se encierra el germen de una nueva vida.

Usando modernas técnicas para captar imágenes -como radiografías de contraste o diferentes tipos de scanners-es posible ver y estudiar los órganos del cuerpo sin necesidad de cortar las cubiertas protectoras de piel, materia grasa, músculos y huesos.

jueves, 16 de diciembre de 2010

El esqueleto




El esqueleto es una estructura movible compuesta por 206 huesos, de los cuales aproximadamente la mitad se encuentran en las manos y pies. Aunque individualmente los huesos son rígidos, como totalidad el esqueleto es extraordinariamente flexible, permitiendo al cuerpo gran movilidad.

El esqueleto sirve como anclaje para los músculos esqueléticos, así como de caja protectora para los órganos internos del cuerpo. Los huesos de las mujeres son generalmente más livianos y pequeños que los de los hombres, salvo la pelvis femenina, que es más ancha y profunda que la del varón.

Lee también

El sistema óseo

Los huesos del esqueleto


Tejido óseo

martes, 14 de diciembre de 2010

La cabeza

La cabeza de un recién nacido equivale a la cuarta parte del tamaño de todo su cuerpo; cuando se convierte en un adulto, la proporción se reduce a la octava parte. En la cabeza se encuentran los principales órganos de los sentidos: los ojos, los oídos, los nervios olfatorios que detectan los olores, y las papilas gustativas de la lengua. Las señales provenientes de cada uno de esos órganos pasan al gran centro de coordinación del cuerpo: el cerebro, cubierto por la protectora bóveda del cráneo.

El pelo de la cabeza aisla frente a las pérdidas de temperatura y a los varones adultos les crece un espeso vello facial. La cara tiene tres importantes orificios: dos nasales, por los que circula el aire, y la boca, por la que se ingieren los alimentos y se modula el lenguaje. Aunque todas las cabezas son básicamente similares, las diferencias de tamaño, forma y color del rostro originan una infinita variedad de apariencias.