Entrada destacada

Anemia a la leucemia

Cuando otra enfermedad puede deteriorarse Sabía que la anemia puede transformarse en leucemia ? Más conocida como mielodisplasia, síndr...

domingo, 27 de diciembre de 2009

Retina


El epitelio pigmentario de la retina
La pared posterior del globo ocular se encuentra tapizada por tejidos pigmentados que, entre otras funciones, cumplen la de constituir la cámara oscura del ojo. Uno de estos tejidos es el epitelio pigmentario de la retina, que se encuentra en estrecha relación con las estructuras fotosensibles del ojo. Este tejido desempeña numerosas funciones en la fisiología de la retina además de contribuir, gracias a la presencia de pigmento, a oscurecer el interior del globo ocular. El epitelio pigmentario de la retina es el objeto de estudio de nuestro laboratorio en el momento actual.

Entre las funciones de este tejido se encuentra la de sujetar los fotorreceptores a la pared posterior del globo ocular. La membrana apical del epitelio pigmentario presenta finas interdigitaciones con las células receptoras de luz,fotorreceptores. La falla de la adhesión entre ambos tipos celulares lleva al conocido desprendimiento de retina. Otra de las funciones del epitelio pigmentario consiste en la metabolización del pigmento fotosensible de los fotorreceptores de la retina, la rodopsina. También cumple un papel crítico en la nutrición de las capas más externas de la retina.

viernes, 25 de diciembre de 2009

Evolucion


Evolución de los mecanismos fisiológicos en el ojo

Algunos otros problemas superados en el curso de la evolución fueron:

1) el modelado de los tejidos transparentes para lograr estructuras perfectas, que no presenten aberraciones ópticas y 2) la ubicación de la retina en relación al foco del cristalino, la cual debe ser muy precisa, pues de lo contrario la imagen proyectada sobre ella pierde nitidez.

La alteración de cada una de estas propiedades tiene graves consecuencias sobre la calidad de la visión. Estas
propiedades, y muchas otras no mencionadas, están sustentadas por procesos biológicos delicadamente regulados.
Existen situaciones, sin embargo, en que fracasan los mecanismos biológicos de regulación, ya sea por el envejecimiento, por la aparición de una enfermedad o un accidente, o por un defecto en el desarrollo. Veamos algunos ejemplos. La opacificación del cristalino que ocurre en las cataratas, una patología frecuente en las personas de edad, determina una disminución importante de la nitidez de la visión. Algo similar ocurre cuando, a consecuencia de una lesión, la córnea es invadida por vasos sanguíneos. Si el crecimiento del globo ocular en sentido anteroposterior es desmedido la persona sufre de miopía.

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Cirugía ocular


Cirugía ocular
Si bien la corrección quirúrgica de estas alteraciones resulta en muchos casos satisfactoria, la cirugía no está exenta de riesgos. Por un lado, no siempre se logra la restitución funcional al 100%. Además, durante una intervención quirúrgica existen siempre riesgos para el paciente y los costos sociales de un acto quirúrgico son siempre elevados.

Por estos motivos, un objetivo primordial es la profilaxis y el tratamiento médico de las patologías oculares. Esto sólo puede lograrse a partir de los conocimientos obtenibles mediante la investigación básica del órgano de la visión. Sólo conociendo el funcionamiento biológico detallado del ojo, tanto en condiciones normales como en condiciones patológicas, se podrá buscar soluciones efectivas para su tratamiento. Son los conocimientos obtenibles por disciplinas tales como la biología y fisiología celulares, la bioquímica o la biofísica los que en definitiva permitirán obtener las soluciones para evitar que se opa-cifique el cristalino, se vascularice la córnea, etc.

lunes, 21 de diciembre de 2009

Tejidos


Tejidos transparentes del ojo

A pesar de su diseño básicamente sencillo, la construcción del instrumento representado por el ojo humano requirió de millones de años de evolución. En ese largo camino, la naturaleza debió resolver una enorme cantidad de problemas biológicos. A modo de ejemplo, veamos algunos de ellos. Un primer problema es cómo lograr tejidos transparentes e incoloros al paso de la luz. Para ello, una de las medidas consistió en generar tejidos avasallares, es decir, que no están atravesados por vasos sanguíneos.

Casi todos los tejidos del organismo son vascularizados, están atravesados por vasos sanguíneos que transportan la sangre que los nutre. El pasaje de estos vasos y el color rojo de la sangre contribuyen a opacificar y dar color los tejidos.

En el caso del ojo, la nutrición de los tejidos transparentes se realiza por difusión a distancia de los componentes de la sangre. Para ello evolucionaron mecanismos fisiológicos muy complejos.

domingo, 20 de diciembre de 2009

Del Ojo


Funcionamiento del ojo humano

Los párpados permiten o no la entrada de luz, cumpliendo así la función del disparador de la cámara fotográfica. La luz deberá atravesar luego una membrana transparente (la córnea) hasta llegar al lente (el cristalino) que es el encargado de focalizar la imagen sobre la retina (el equivalente a la emulsión fotográfica).

Al igual que una cámara fotográfica, el ojo dispone de un diafragma (el iris) que se contrae o se dilata para regular la cantidad de luz que llega a la retina, así como de un dispositivo que le permite regular el lente para lograr focalizar objetos que se encuentran a diversas distancias del órgano. En el ojo, esto último se logra mediante la contracción y relajación del músculo ciliar, que se encuentra unido al cristalino mediante ligamentos.

La imagen proyectada sobre la retina es traducida a impulsos nerviosos que viajan por el nervio óptico hasta el cerebro. La imagen llega invertida a la retina, y así es propagada hasta la corteza cerebral; el cerebro es el responsable de procesarla para percibirla en forma correcta. Para evitar reflejos de luz dentro de la cámara ocular, los que provocarían imágenes borrosas, el interior está tapizado por tejidos pigmentados de negro (el epitelio pigmentario y la coroides).

viernes, 18 de diciembre de 2009

Ojo


NegritaEstructura del ojo

El ojo es un órgano humano hermoso, no sólo en su aspecto exterior sino también en su interior. En él se encuentran los tejidos más transparentes del organismo. En forma muy esquemática, el globo ocular consiste en una estructura esférica hueca (la esclera) que constituye el soporte para la estructura sensible a la luz (la retina), la que tapiza su interior. Un sistema de lentes (la córnea y el cristalino) y medios transparentes e incoloros (humores vitreo y acuoso) tienen la función de focalizar la imagen sobre la retina. La óptica del ojo suele compararse a la de una cámara fotográfica. En efecto, el ojo posee diversas similitudes con este dispositivo y presenta, por lo tanto, un diseño general aparentemente simple.


miércoles, 16 de diciembre de 2009

Tejido epitelial


Tejido epitelial

El tejido epitelial está compuesto de células poliédricas, estas se mantienen unidas de forma directa, o puede que lo estén mediante muy poca cantidad de materia. Este tejido genera membranas que son en general transparentes, se encuentran recubriendo las superficies del organismo que están libres. El tejido epitelial se encuentra en la piel, en la boca y en los intestinos. Se puede clasificar este tipo de tejido, de acuerdo a la forma de la célula que lo conforman, en tres grupos.

1) Las células pueden ser planas o anchas formando una o varias capas, generando el endotelio o el epitelio tegumentario, respectivamente.

2) Las células pueden ser prismáticas o largas, se llamará intestinal, vibrátil o Secretorio dependiendo de que tenga chapa, pestañas o tenga forma de cáliz.

3) Pueden ser células cúbicas o cortas y serán las glándulas.

lunes, 14 de diciembre de 2009

Ojo humano


La naturaleza compleja del ojo humano

El ojo es quizás el órgano de los sentidos más preciado para el cuerpo humano. La visión nos permite admirar una obra de arte, emocionarnos con un juego de fútbol o simplemente disfrutar de la belleza de un paisaje. La sencillez del diseño óptico del ojo contrasta con su enorme complejidad biológica. Gracias a ella podemos lograr imágenes de gran precisión, elevada sensibilidad y con un contenido de información no obtenible aún por ningún dispositivo electrónico. El conocimiento detallado de la biología del ojo resultará fundamental para el tratamiento de las numerosas enfermedades que aquejan a este órgano.